?Hoy el Se?or entro en mi [habitación] y me dijo: Hija Mía, ayúdame a salvar las almas. Irás a casa de un pecador agonizante y rezarás esta coronilla con lo cual obtendrás para él la confianza en Mi misericordia, porque ya está en la desesperación.? 

[Diario, 1797]

 

 

 

 

 

 

 

  ? copyright 2013 by